CHAIRS (Web Serie para Youtube)

Añadir a favoritos
0.00 (0 votos)

Descripción

OJO, ESTO ES UN ESPOILERAZO DE CUIDADO, PERO NO PASA NADA, ASÍ SE ENTIENDE MEJOR: ¿DE QUÉ VA CHAIRS?

Cada galaxia del universo tiene un Dios; hay por tanto miles de millones de Dioses iguales. Todos están hechos a imagen y semejanza de DIOS CENTRAL, que es quien los faculta para tener poderes solo en su Galaxia, en la que deben cosechar vida agradable en muchos planetas. Dios Central castiga a YAHVEH, Dios de la Vía Láctea, por tenerlo todo hecho un desastre de supernovas, polvo cósmico... y por existir tanto hambre, dolor, maldad y muerte en un solo planeta, el único con vida de toda la Galaxia. Es intolerable y por ello lo destierra a la Tierra, castigado, como humano aunque inmortal, y sin poderes. La Vía Láctea se convierte en un Sindiós y la humanidad se corrompe más aún. El crimen aumenta alarmantemente.

Al mismo tiempo Satanás expulsa a Lucifiera (su amante) del infierno por maquinaciones de Demoña, rival de Lucifiera que quiere ocupar su puesto en la cama y el poder de Satanás. La acusa y con razón de haber apagado las llamas del infierno por haberse dejado abiertos los grifos del lago Michigan y el Ontario tras ducharse. Satanás lo habría dejado pasar pero la sugerente Demoña sabía insistir. 

YAHVEH pasa a llamarse Juande (Juan de Dios), y Lucifiera Luci. Paloma es El Espíritu Santo y lo representa una mujer; le tiene mucha tirria a Yahveh y por maquinaciones suyas ambos confluyen en tiempo y lugar, tras su expulsión, en un bar llamado CHAIRS, del que Juande acaba siendo dueño y Lucifiera está siempre allí cogorza, ayudando en la barra, alcoholizando a la deliciosa MALENA GOYTISOLO o asesinando a algún metepatas de vez en cuando. Juande la deja hacer amparado en el Libre Albedrío y porque tampoco quiere líos. Luci y Juande se necesitan y se caen muy bien, cosa que no esperaba Paloma, pues pretendía que se matasen entre ellos (sobre todo Lucifiera a Juande). Luci y Juande tienen una relación fraternal, como hermanos muy distintos pero que se llevan muy bien y que además tienen un objetivo común: resolver la injusticia sufrida por ambos. Al no haber tensión sexual y existir suma tolerancia mutua (Luci siempre está de pingo por ahí con unos, con otras, con otres, con ocuatres y a Juande le da lo mismo), sin darse cuenta, Dios y la Diabla General van construyendo una alianza indestructible.  

La primera temporada de 13 capítulos pretende ser el planteamiento cuyo nudo se desarrollará en las siguientes temporadas, y presenta a una galería muy amplia de personajes reales pero ninguno es común y corriente. Son personajes inspirados en el realismo mágico de José Luis Cuerda, en el absurdo de Mihura y Jardiel, en la picaresca de  Álvaro de Laiglesia, en la magia de Alejandro Casona, en el esperpento del Máx Grande, con una pizquita de dadaísmo y cantantes calvas. 

Personajes muy humanos, muy reconocibles, pero con algo muy extremo, muy sorprendente, que los hace únicos y candidatos cada uno a encabezar un Spin Off (es uno de mis objetivos). Se normaliza que muera gente, de hecho hay personajes asesinos profesionales, como Bouganville Sanzot, una bella sicaria cincuentona que lleva dentro de la funda de la metralleta el jersey de punto a medio hacer para su nieto, y quiere retirarse para hacer cosas de señoras de su edad. O Verónica Hojasrojas que su novio nunca apareció ante el altar y ella lleva décadas esperándolo, vistiendo su traje de novia,  que alterna con otros trajes de novia. O Maurice y Chabelier, una pareja de maravillosos filántropos que tienen un imperio de trabajadores para hacer puntualmente cosas buenas por la humanidad, infiltrándose disfrazados en ella.  

JUAN DEMOÑO y AGRIPINILA LILA (en realidad LILITH) aparecen al final para cerrar la temporada. Juan Demoño es la serpiente del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal (el manzano de la manzana de Eva) pero se dedicó al fornicio con Lilith (primera esposa de Adán) y se quedó allí a vivir la vida loca. Satanás lo acabó expulsando por absentista (le amparaba el convenio) y Juan Demoño junto con Lilith llevan seis mil años procreando hijos de puta, de ahí el superávit de cabrones que siempre tuvo La Tierra, cosa que le costó el puesto a YAHVEH, a quien lógicamente le cae fatal Juan Demoño y se la tiene guardada. 

Esa es la arquitrama pero se diluye en los mil avatares que suceden en Chairs a cargo de sus personajes, que, cada uno alcanza verdadero rango de protagonista; en realidad Juande y Lucifiera pese a ser protagonistas, en muchos capítulos son meros hilos conductores y nexos entre su arquitrama y las minitramas de los personajes, para airear el relato y aportarle humor desde muchos ángulos y personajes muy dibujados. 

LA PRIMERA TEMPORADA termina con un pacto entre Juan Demoño y Lilith, con Juande y Lucifiera, para acabar primero con Demoña, con Satanás después y una vez conquistado el infierno,   hacer campaña electoral mundial para recoger firmar y poder volver a colocar a YAHVEH al frente de la Vía Láctea con la promesa de estar un poco más atento y acabar con la necesidad de alimentarnos comiéndonos los unos a otros; Juan Demoño y Lilith se comprometen a no procrear más gente malvada. Lilith, viendo que se queda sin trabajo trata de ligarse a Juande para ser YAHVEH consorte y ya tenemos otro conflicto entre Luci (que quiere también reinar con Juande pero solo como amiga, y mantener a Satanás como amante) y Lilith, que puede dar al traste con todo.

Pero todo eso sucederá en la SEGUNDA TEMPORADA donde se presenta una amplísima galería de nuevos personajes individuales o grupales, como La Banda de los Supercapacitados, unos chicos y chicas con alguna discapacidad que la naturaleza compensó  con SuperCapacidades, que unidas conforman un grupo imparable y ganador de pequeños superhéroes sin mallas, que se unen para hacer el bien. Todos son adiestrados por un retirado Agente Británico, Sir James Pond, que trabaja por amor al arte para los filántropos Maurice y Chabelier. 

Detalles específicos

Presupuesto 0
Material Técnico necesario Sonido

Ubicación


Calle de Francisco Remiro, 43, 28028 Madrid, España

Calificación

Bueno
Exelente
Regular

Comentarios

power_settings_new